Poética > Prólogos
 
El nuevo campo musical


Emergencia: cultura, música y política

2008-09-24
| Mariano Ugarte

Emergencia: cultura, música y política

Por Mariano Ugarte

Para el análisis crítico de la música es vital confeccionar un relevamiento sistemático de distintos aspectos del campo de la música en la actualidad, pensar ese campo, internarnos en sus problemáticas, relatar y describir sus componentes subjetivos y objetivos, pero sobretodo poner en debate su fundamento en la cultura y el rol político de los actores que lo componen. Entendiendo, que pensar en términos de campo significa pensar en términos de relaciones, de establecer un método analítico y un modo de reflexión relacional. Sostenemos que “lo que existe en el mundo social son relaciones objetivas, no [exclusivamente] interacciones o vínculos intersubjetivos entre agentes”(1) , relaciones objetivas que existen, como dijera Marx “independientemente de la conciencia y la voluntad individuales”.
El análisis del ‘campo de la música’ y no particularmente de ‘la música’ –que corresponde aparentemente a la especificidad de la musicología- aparece entonces, como el estudio de una compleja red de relaciones de difícil aprehensión teórica. El análisis del campo de la música necesita del cruce interdisciplinario, de la sociología, de los estudios culturales, de la semiótica, de la comunicación, de un cruce epistemológico que entienda a la música como un campo de tensiones y luchas históricas materiales, en un espacio y tiempo preciso; en definitiva en un campo de tensión política.

La noción de campo según Pierre Bourdie:
“Puede definirse como una red o configuración de relaciones objetivas entre posiciones. Estas posiciones se definen objetivamente en su existencia y en las determinaciones que imponen a sus ocupantes, ya sean agentes o instituciones, por su situación actual y potencial en la estructura de la distribución de las diferentes especies de poder (o de capital) –cuya posesión implica un acceso a las ganancias específicas que están en juego dentro del campo- y, de paso, por sus relaciones objetivas que forman la base de una lógica y una necesidad específicas, que son irreductibles a las que rigen los demás campos” (2).

En nuestro caso, el del campo de la música, con su correspondiente lógica y sus necesidades específicas, no hay que cometer el error que asoma -metodológicamente- en el ejercicio de delimitar la extensión del campo, su injerencia, su amplitud desde el afuera. Se debe tener en cuenta que “La cuestión de límites del campo siempre se plantea dentro del campo mismo y, por consiguiente, no admite ninguna respuesta a priori”(3) . Ninguna mirada, observación o análisis por fuera de los límites del campo, por fuera de las líneas de tensión, o que anteceda los límites impuestos por el propio campo llegarán a buen puerto intelectual.
Un análisis del campo de la música, su investigación, nos obliga a respetar los límites impuestos por el mismo campo(4).

“En tanto que campo de fuerzas actuales y potenciales, el campo es igualmente campo de luchas por la conservación a la transformación de la configuración de dichas fuerzas. Además, como estructura de relaciones objetivas entre posiciones de fuerza, el campo subyace y orienta las estrategias mediante las cuales los ocupantes de dichas posiciones intentan, individual o colectivamente, salvaguardar o mejorar su posición e imponer el principio de jerarquización más favorable a sus propios productos... las estrategias de los agentes dependen de su posición en el campo, es decir, en la distribución del capital específico (5).”

Anteriormente mencionábamos que el análisis del ‘campo de la música’ y no exclusivamente de ‘la música’ es el estudio de una suerte de compleja red de relaciones de difícil aprehensión teórica. Dicha dificultad para aprehender teóricamente o lograr conceptos de sustento, no corresponde a la pertenencia de la música a la esfera artística, como podría pensarse sin mucho análisis, sino, que la dificultad, se establece a partir de que entendemos a la música como parte de la complejidad de la cultura. La música es texto y contexto. No se recorta en su codificación (notas musicales, pentagramas, etc.); en sus productos (discos, etc.); en su recepción (shows en vivo, consumo, etc.), entre otros ejemplos que tenderían o posibilitarían su ‘cosificación’, su condición estática. La música es movimiento, cambio, lucha, se enmarca en la complejidad cultural. La música es expresión artística, histórica, económica y política que sobrepasa los límites de lo que estrictamente se entiende como “lo musical”.

Definiciones del análisis cultural: entre estructura y superestructura

El presente trabajo colectivo podría entenderse como un análisis cultural. Entendiendo a la música, el objeto de estudio –especialmente a su componente emergente, que luego desarrollaremos- como una zona privilegiada de la cultura de nuestros tiempos.
La gama de definiciones de “cultura” es extensísima, pero no es nuestro propósito o no está en nuestras competencias abarcar un término de tan compleja significación, ni debatir con sus múltiples definiciones. Lo que nos interesa es desarrollar un análisis de la cultura sin olvidar que ésta es motor y campo de lucha en un determinado contexto socio-histórico. Pero sí creemos conveniente, para fundamentar, recorrer escueta y arbitrariamente el campo de tensiones epistemológicas en el que se ha desarrollado el pensamiento sobre la cultura, sus resistencias, sus enfrentamientos. Si tomamos el enfoque marxista clásico que establece la dualidad topológica de estructura-superestructura, debemos reconocer que esta metáfora arquitectónica ha terminado por convertirse en un obstáculo(6) , tanto para la comprensión de la relación entre sociedad y sentido, entre producción material y semiosis, entre economía y cultura. “Sobre todo en sus versiones más mecanicistas, la metáfora en cuestión presupone la oposición dualista entre realidad y pensamiento, y sugiere un esquema topológico de la sociedad que aparece constituida por niveles o estratos jerarquizados. El nivel privilegiado sería el de la producción material, mientras que los niveles de la superestructura serían secundarios, derivados, casi inesenciales. Lo cultural queda alojado, por supuesto, en la superestructura, como si la realidad de la base social escapara a la cultura, o como si los hechos culturales estuvieran simplemente superpuestos o sobreañadidos a "lo real"(7) . Sostener esta idea sería caer en una paradoja dado que "lo cultural como conjunto de esquemas interpretativos desconectados de la práctica social, lo cultural como superestructura inofensiva, secundaria y derivada, es precisamente lo cultural visto e instituido por el capitalismo"(8) . Marx, en palabras de Ludovico Silva, "se sirvió estilísticamente" de estas metáforas que luego fueron utilizadas esquemáticamente para "explicar" la complejidad de la cultura(9) . Es conveniente, como sostiene García Canclini, entender a la superestructura como "una metáfora móvil" más que como "un concepto debidamente asentado" (10).
Aunque pareciera una discusión saldada, cabe sostener que estructura y superestructura se dan juntas, “no es posible concebir siquiera una producción material o económica que no sea al mismo tiempo producción de sentido o símbolos”(11) .
Lo que sí destacamos del enfoque materialista sobre la cultura es que ésta es entendida siempre como un campo de batalla y a la vez el objetivo estratégico de esa batalla, “visualizando el terreno de la cultura, ya no como una superficie llana y nivelada sino como un paisaje discontinuo y fracturado por las luchas sociales”(12) . Debemos entender a la cultura como conflicto.
Es interesante en esta perspectiva citar el pensamiento de Antonio Gramsci, quien proporciona una visión no determinista ni economicista desde el marxismo, ofreciendo una teoría de la hegemonía que permite pensar la relación entre poder, conflicto y cultura. El pensador italiano presenta una teoría de las superestructuras que reconoce cierta autonomía e importancia de la cultura en las luchas sociales.
En algunos textos Gramsci parece incluso transgredir la conocida tópica superestructural marxista, como cuando sostiene que la ideología es una "concepción del mundo que se manifiesta implícitamente en el arte, en el derecho, en la actividad económica, en todas las manifestaciones de la vida individual y colectiva"(13) . En Gramsci la cultura se homologa a la ideología, entendida en su acepción más extensiva, como "concepción del mundo". La cultura no sería más que una visión del mundo interiorizada colectivamente como "religión" o "fe", es decir, como norma práctica o "premisa teórica implícita" de toda actividad social. La cultura así entendida posee una eficacia integradora y unificante: "La cultura, en sus distintos grados, unifica una mayor o menor cantidad de individuos en estratos numerosos, en contacto más o menos expresivo, que se comprenden en diversos grados, etc."(14)
Coincidimos con Gramsci en que en la cultura, o en la lucha cultural, se determina la identidad colectiva de los actores históricos-sociales. Una lucha en donde las ideologías "organizan a las masas humanas, forman el terreno dentro del cual se mueven los hombres, adquieren conciencia de su posición, luchan, etc"(15) .
Atendamos la relación establecida por este autor entre la sociedad y la cultura, en donde “Esta última se halla inserta, por cierto, en un determinado "bloque histórico" que tiene por armazón la tópica estructura-superestructura. Pero el bloque histórico no supone una relación mecánica y causal entre ambos niveles sino una relación orgánica que los convierte casi en aspectos meramente analíticos de una misma realidad, de modo que puedan distinguirse solo "didascálicamente", esto es, por razones pedagógicas y metodológicas. En efecto en un determinado bloque histórico "las fuerzas materiales son el contenido y las ideologías la forma", pero esta distinción es "puramente didascálica, puesto que las fuerzas materiales no serían concebibles históricamente sin la forma, y las ideologías serían caprichos individuales sin la fuerza material"(16) .
Sin entrar en un juego dialéctico lo que nos interesa de la teoría gramsciana para nuestro trabajo es que trae, sin olvidar lo histórico y lo social, a la discusión y al pensamiento: lo simbólico(17) , dado que en su teoría la ideología y por lo tanto la cultura engloba al conjunto de los significados sociales constituyendo una dimensión analítica de lo social. Símbolos, codificados y decodificados por actores sociales para su supervivencia, para desarrollarse, para llevar adelante su existencia material e histórica. En fin, una dimensión simbólica de las prácticas sociales atravesadas por la ideología, prácticas que son cultura. Símbolos en un campo de batalla.

Símbolos y estructuras en la cultura

La llamada “concepción simbólica” de la cultura aborda los fenómenos culturales entendiéndolos como un conjunto de símbolos, y por lo tanto significados en una sociedad determinada. Este enfoque fue introducido por los trabajos de Clifford Geertz, La interpretación de las culturas, desde la perspectiva antropológica y por Jhon B. Thompson, Ideología y cultura moderna, desde la Sociología(18) . Pero: ¿Qué es lo simbólico? Siguiendo a Geertz, se entiende por simbólico al universo de las representaciones sociales materializadas en formas sensibles o "formas simbólicas", estas pueden ser discursos, dispositivos, acciones, acontecimientos, entre otros. De acuerdo con la definición de Giménez Montiel “todo puede servir como soporte simbólico de significados culturales: no sólo la cadena fónica o la escritura sino también los modos de comportamiento, prácticas sociales, usos y costumbres, vestido, alimentación, vivienda, etc”(19) .
Pero volviendo al pensamiento citado en el apartado anterior estos símbolos y significados no se ubican en la superestructura por fuera de la producción material, dado que como plantea Eliseo Verón: “Lo simbólico cultural no constituye la "superestructura" porque "sin producción social de sentido no habría ni mercancía ni capital ni plusvalía" (20). Lo simbólico cubre la totalidad social, se entrelaza en las relaciones, en los productos, en el arte, en el disco. La dimensión simbólica está en todas partes "verbalizada en el discurso, cristalizada en el mito, en el rito, y en el dogma; incorporada a los artefactos, a los gestos y a la postura corporal"(21) . La música es un conjunto de símbolos, un conflicto de símbolos, en fin, una red de significación de múltiples capas y de variadas densidades.
Volviendo a la teoría de Geertz, este sostiene que: “Al creer tal como Max Weber, que el hombre es un animal suspendido en tramas de significación tejidas por él mismo, considero que la cultura se compone de tales tramas y que el análisis de ésta no es, por tanto, una ciencia experimental en busca de leyes, sino una ciencia interpretativa en busca de significado”(22) .
Esa búsqueda en medio de tramas de significación nos plantea el desafío de descubrir, describir y problematizar sobre símbolos en movimiento, en constante conflicto. Antes hablábamos de la cultura entendida como símbolos en un campo batalla, símbolos que no se agotan en la función de signo sino que abarca también los empleos, usos que, por mediación de la significación, hacen de él los sujetos para vivir y sobrevivir en la sociedad. Dicho de otro modo: “el símbolo y, por lo tanto, la cultura, no es solamente un significado producido para ser descifrado como un "texto" sino también un instrumento de intervención sobre el mundo y un dispositivo de poder”(23) .
Y es allí con respecto al poder donde la concepción simbólica de la cultura se muestra más débil. Geertz no presta suficiente atención a los problemas del poder y el conflicto social. Es cierto que los fenómenos culturales son constructos significativos, formas simbólicas, y que el análisis de la cultura es la interpretación de su significación. La música es un símbolo, su consumo, sus productos lo son. Sin embargo, no debemos olvidar obviamente que los fenómenos culturales están insertos en relaciones de poder y de conflicto permanente. “Los enunciados y las acciones cotidianas, así como fenómenos más elaborados como los rituales, los festivales o las obras de arte, son producidos o actuados siempre en circunstancias socio-históricas particulares, por individuos específicos que aprovechan ciertos recursos y poseen distintos niveles de poder”(24) .

Hacia una “concepción simbólica - estructural” de la música

De acuerdo con González Montiel propondremos lo que podría llamarse una “concepción estructural” de la cultura, aunque nosotros preferimos definir y acotar como "concepción simbólica - estructural de la música" refiriéndonos a una concepción que "privilegia tanto el carácter simbólico de los fenómenos culturales [musicales] como el hecho de que tales fenómenos se inserten siempre en contextos sociales estructurados"(25) . En el campo de la música los contextos estructuran su funcionamiento, esta industria cultural establece relaciones asimétricas de poder, condicionando un acceso diferencial a los recursos y oportunidades(26) . La producción, transmisión y recepción de las formas simbólicas se tornan desiguales y con un desarrollo asimétrico. Es imposible escindir la red de significación que compone la cultura y por lo tanto el campo de la música, de las estructuras físico materiales que establecen las políticas culturales, las instituciones, las industrias culturales, las empresas, etc. Estructuras que condicionan y/o posibilitan en parte su existencia.
En resumen, esta concepción de la cultura es una manera de modificar la concepción simbólica tomando en consideración los contextos y procesos estructurados socialmente.
Antes hablábamos de esta compilación como un "análisis cultural”, en este sentido simbólico-estructural, dicho análisis lo entendemos como: "el estudio de las formas simbólicas, es decir, las acciones, los objetos y las expresiones significativas de diversos tipos, en relación con los contextos y procesos históricamente específicos y estructurados socialmente en los cuales, y por medio de los cuales, se producen, transmiten y reciben tales formas simbólicas"(27) . Redordando que entendemos con este autor por formas simbólicas a "un amplio campo de fenómenos significativos, desde las acciones, gestos y rituales, hasta los enunciados, los textos, los programas de televisión y las obras de arte"(28) .
Las formas simbólicas están en disputa, son cargadas de valor, son evaluadas, puestas en relieve, sepultadas, en fin, son parte de una lucha en un momento histórico, ecónomico y político determinado y delimitado.

La emergencia en la dinámica cultural

Raymond William sostiene que “cualquier sociología de la cultura apropiada debe ser una sociología histórica”(29) . En este sentido no hay manera de entender el objeto de estudio que proponemos aquí, en este trabajo, sin atender a la forma en la que se fue construyendo en el tiempo, a sus condiciones de producción, en su doble rol de práctica autónoma –en nuestro caso el surgimiento de un campo musical- y de un contexto histórico-material.
Williams en Marxismo y Literatura, expone un mecanismo dinámico básico en relación con el arte y sus producciones, considerando al proceso cultural como “un sistema cultural que determina rasgos dominantes”(30) . El autor sostiene que “La complejidad de la cultura debe hallarse no solamente en sus procesos variables y en sus definiciones sociales –tradiciones, instituciones y formaciones- sino también en las interrelaciones dinámicas, en cada punto del proceso que presentan ciertos elementos variables e históricamente variados”(31) . A este análisis el autor lo denomina “trascendental”, y en el mismo, en la búsqueda de reconocer las relaciones dinámicas de todo proceso cultural define las categorías de lo dominante, lo residual y lo emergente. Podríamos resumir que lo residual es lo que ha sido formado en el pasado, pero todavía se halla en actividad, es lo remanente de un pasado cultural o artístico.
Por su parte lo dominante se asimila a lo hegemónico, es decir, un proceso en el cual se articulan de manera organizada un conjunto de prácticas y expectativas en la sociedad. Lo hegemónico varía, es decir, es dinámico.
Lo emergente debe ser pensado desde la perspectiva dominante y puede ser razonado como lo que lo dominante excluye; es decir, lo emergente es un conjunto de prácticas, de valores y de relaciones nuevas o alternativas. Williams sostiene: “Por emergente quiero significar, en primer término, los nuevos significados y valores, nuevas prácticas, nuevas relaciones y tipos de relaciones que se crean continuamente”(32) , pero también nos plantea la dificultad que comprende distinguir entre una fase nueva de la cultura dominante y los elementos verdaderamente emergentes.

“Lo que realmente debe decirse, como modo de definir los elementos importantes, o lo residual y lo emergente, y como un modo de comprender el carácter de lo dominante, es que ningún modo de producción y por lo tanto ningún orden social dominante y por lo tanto ninguna cultura dominante verdaderamente incluye o agota toda la práctica humana, toda la energía y toda la intención humana", sostiene Raymond Williams.

La hegemonía se encuentra siempre en un proceso de formación y redefinición. En la lucha por la hegemonía el orden dominante puede despreciar lo emergente, intentar incorporarlo o simplemente negarlo, excluirlo. Lo cierto es que lo emergente mantiene un carácter potencialmente alternativo y transformador, no es simplemente algo novedoso, algo nuevo, dado que lo nuevo implica otra fase en el devenir de lo dominante. En nuestro análisis a lo emergente en el campo de la música, lo entendemos como una zona privilegiada de la cultura, un objeto de estudio que nos permite ver las dinámicas del propio campo y los instrumentos y mecanismos de dominación, pero también las reapropiaciones, las resignificicaciones establecidas por las artistas y sujetos de la cultura y sus resistencias tanto simbólicas como materiales.

Lo emergente: lucha de subjetividad

El campo de la música, en su particular emergente, obviamente se desarrolla en un contexto socio-histórico determinado, que condiciona su funcionamiento. En ese sentido Jorge Dubatti resume con precisión el marco en el que se encuentran en la actualidad los sujetos de la experiencia cultural::

“...entre las variables significativas que condicionan en este contexto el nuevo régimen de experiencia y su consecuente visión cultural (...) sobresalen: la crisis de la izquierda y la hegemonía del capitalismo autoritario; la asunción del horror histórico de la dictadura y la construcción de una memoria del dolor; las tensiones entre globalización y localización; el auge de lo microsocial y lo micropolítico como prácticas de resistencia y resiliencia; la multitemporalidad; la puesta en crisis del principio de verdad; el pasaje de lo socioespacial a lo sociocomunicaional; la heterogeneidad cultural; la pauperización y fragilización; la espectacularización de lo social o la cultura del espectáculo”(33)

Existen numerosos trabajos recientemente publicados sobre prácticas culturales que focalizan su análisis en los actos de resistencia cultural, particularmente en las resistencias descentradas, en pequeños actos individuales o de colectivos de influencia media o pequeña, acciones que comprenden una micropolítica.
Coincidimos con Renato Ortiz en que es conveniente distinguir entre los términos globalización y mundialización(34) . Empleando el primer término para referirse a procesos económicos y tecnológicos, pero reservando la mundialización al dominio específico de la cultura. Entonces la mundialización es un fenómeno social total que impregna al conjunto de las manisfestaciones culturales localizándose, enraizándose en las prácticas cotidianas. Si hablamos de una economía global, estamos hablando de una estructura económica única, subyacente a cualquier economía, pero la esfera cultural no puede ser considerada de la misma manera. Una cultura mundializada no implica el aniquilamiento de las culturas regionales, sino que cohabita y se alimenta de ellas, en tal caso se efectuaría una confrontación por la hegemonía de características desiguales y asimétricas.
Lo que es importante es distinguir que “Una cultura mundializada corresponde a una civilización cuya territorialidad se globalizó. Esto no significa, sin embargo, que el rasgo común sea sinónimo de homogeneización”(35) . La cultura mundializada, como dijimos, es un campo de lucha y objetivo de esa lucha. En esa batalla, en un territorio globalizado, en una cultura mundializada y en tensión, es donde aparecen actos de resistencia y resiliencia, son actos de reapropiación, de resignificación pese al manto de aquello que Felix Guattari denomina “subjetividad capitalística”(36) , el autor sostiene que: “El modo por el cual los individuos viven esa subjetividad oscila entre dos extremos: una relación de alineación y opresión, en la cual el individuo se somete a la subjetividad tal como la recibe, o una relación de expresión o de creación, en la cual el individuo se reapropia de los componentes de la subjetividad, produciendo un proceso que yo llamaría de singularización”. Sobran los ejemplos que muestran que esa resignificación, esa resistencia a la homogeneidad cultural se desarrolla en el campo de la música.

Hacia la definición de lo Emergente

Preferimos a modo de sistematizar lo desarrollado e investigado a partir de la experiencia y trabajo de campo, puntualizar las características de lo emergente en el campo de la música, no con el fin de acotar sus cualidades analíticas sino como forma de marcar sus tensiones intrínsecas y como disparador de nuevas apreciaciones teóricas al respecto(37) .

1 - Lo emergente como nodo de significación

La música es un conjunto de símbolos, un conflicto de símbolos, una red de significación de múltiples capas y de variadas densidades. Lo emergente por su constante dinámica es una zona que torna visible o semiotiza las tensiones sociales, los conflictos culturales, las políticas culturales, la asimetría cultural, las políticas de dominación cultural. Lo emergente es un nodo significación.

2 – Lo emergente como periodizador

Las periodizaciones en las investigaciones sobre música suelen ser de carácter estructural. Digamos que se establecen marcos temporales de acuerdo a determinaciones sociales y políticas coyunturales. En el campo de la música las periodizaciones periodísticas con su propio lenguaje cumplen un rol fundamental, expresiones como: pos 2001, pos Cromañón, etc. responden más a las necesidades específicas del medio que a periodizaciones del campo de la música. Las periodizaciones son necesidades metodológicas. Obviamente el contexto condiciona, pero este tipo de periodizaciones son establecidas a priori por fuera del campo. El campo musical, en su particular emergente, delimita su propio marco temporal, digamos tiene su propio reloj que puede estar en sintonía o no con el tiempo social o contextual.

3 – Lo emergente como actor resistente y resiliente

Como respuesta a los profundos procesos de transculturalización y presunta homogeneización cultural, el artista emergente desarrolla en su actividad cultural acciones de resistencia y resiliencia(38) . Su existencia es un acto de resistencia.

4 – Lo emergente como formador de agenda

Como antes sostuvimos que el artista emergente tiene su propio reloj, sostenemos que lleva su agenda. Tiene consigo su temario, los temas de interés, de qué se habla, en qué volumen, con qué múltiples estilos, en qué idioma o dialecto, etc. Luego este temario, este acto de subjetividad, es tomado y adaptada a la agenda social o no, según el resultado de la batalla cultural en determinado punto de conflicto.

5 – Lo emergente como actor político

El artista emergente es un sujeto político. Sea de forma explícita o implícita, su actividad y desarrollo como emergente en el campo de la música, juega un rol político en su negociación con lo dominante.

6 – Lo emergente entre el pasado y el presente: Memoria

El artista emergente como todo individuo político se establece en un tiempo histórico material determinado. En su condición de emergente, no es sólo algo nuevo, otra fase de lo dominante nacido desde la base cero, una suerte de sui generis cultural. No. Su existencia es alternativa, conflictiva, nace con memoria. Memoria del campo mismo -estilos musicales previos, artistas, modas, etc- y también una memoria social e histórica.

7 – Lo emergente: fractura de las convenciones

El artista emergente puede romper o no con las convenciones dado el rol desarrollado en la confrontación con lo dominante. Convenciones de todo tipo pueden quebrarse en la emergencia. Concepciones como “música culta”, “música popular”, “música bien o mal tocada”, “música nacional”, “música indie”, “música electrónica”, etc. etc. pueden caer de su estante conceptual de la mano de un artista emergente.

Claro está que escapa a las tipificaciones:

a) No existe un tipo de músico emergente.
b) No existe un estilo emergente.
c) No existe un género emergente.
d) No existe un tipo formación emergente.
e) No existen los instrumentos ni una técnica emergente, etc.

Lo importante es destacar que la emergencia de un artista o un colectivo de artistas se establece en la relación con lo dominante. No hay modelos, ni tipificaciones plausibles de ser utilizados.

8 – Lo emergente: en los modos de producción

Como sostiene Raymond Williams es una complicación determinar la diferencia entro lo realmente emergente y alternativo con lo nuevo, entendido como otra fase de lo dominante. Uno llega a apreciaciones erróneas y apresuradas y/o a autoritarismos metodológicos a la hora de determinar aquello que entiende por emergente, sobre todo porque los artistas emergentes -si se nos permite la metáfora- llevan el reloj adelantado y la agenda abierta unas páginas adelante de la teoría.
En ese sentido hay que focalizar el análisis sobre los modos de producción y por lo tanto a partir de dicho proceso ver que productos entran en circulación y analizar dicha circulación, en relación con un contexto histórico, para ver qué tipo de relación establece con lo dominante.
Pensemos que hasta en los países más poderosos, que ocupan la posición central, nunca se puede imponer la uniformidad cultural. Es más, raras veces se intenta conformar esa uniformidad, dado que lo que se plantea como política de lo dominante es organizar las diferencias. Es un error conceptual y político prestar atención sólo a las tendencias de normalización u homogeneización, cuando una estrategia clara de dominación es la de jerarquizar, encapsular, excluir, criminalizar o marginalizar las prácticas que se desvían de lo establecido.
La acción cultural desde lo dominante introduce algunas voces culturales alternativas o conflictivas, dentro de aquello que denominamos de acuerdo con Gertz “red de significación”, o sea, un campo semiótico y políticamente ordenado. Tal acción desde lo dominante crea un mapa de la cultura, un mapa de prácticas culturales políticamente acotado y ordenado.
Lo emergente saldría del mapa. Algunos artistas se acomodarán en alguna casilla de ese metafórico encasillamiento cultural, una suerte del tablero de lo dominante, pero saltarán a otra y caerán del mapa. Otros quedarán sentados en su casillero, perdiendo claramente su papel emergente, otros con la bandera de la política explícita y con la voz de lo supuestamente alternativo quedarán sentados en alguna casilla que le brinda lo dominante o saltarán de una a otra también por disposición del dominio.
Lo emergente salta del mapa, deja a la hora del análisis ver más claramente las casillas, y afortunadamente desde el optimismo de la voluntad deja abierta la esperanza para que se patee el tablero y se den las piezas de nuevo.

(1) Pierre Bourdie (1995) “La lógica de los campos”. En Pierre Bourdie y Löic Wacquant Respuestas. Por una antropología reflexiva. México; Grijalbo.
(2) Pierre Bourdie, Op Cit.
(3) IDEM
(4) Según Bourdie: “Un análisis en términos de campo implica tres momentos necesarios e interrelacionados. Primero, hay que analizar la posición del campo en relación con el campo de poder. Segundo, es menester establecer la estructura objetiva de las relaciones entre las posiciones ocupadas por los agentes o instituciones que compiten dentro del campo en cuestión. Tercero se deben analizar los hábitus de los agentes, los diferentes sistemas de disposiciones que estos adquirieron mediante la interiorización de un tipo determinado de condiciones sociales y económicas y que encuentran, en una trayectoria definida dentro del campo considerado, una oportunidad más o menos favorable de actualizarse”.
(5) Idem.
(6) Sin descartar, por supuesto, el papel decisivo que ha desempeñado en la lucha contra las grandes filosofías idealistas del siglo pasado.
(7) Gilberto Giménez Montiel, Teoría y análisis de la cultura, Colección Intersecciones, Conaculta, México, 2005.
(8) Jean-Paul Willaime. Jean-Paul Willaime (pag 65)
(9) Ludovico Silva, Teoría y práctica de la ideología, Editorial Nuestro Tiempo, México, 1976. Citado en Néstor García Canclini, La producción simbólica, Siglo XXI Editores, México, 1998.
(10) Néstor García Canclini, La producción simbólica, Siglo XXI Editores, México, 1998.
(11) Gilberto Giménez Montiel, Apuntes para una sociología de las ideologías, Universidad Iberoamericana, México, 1978.
(12) Gilberto Giménez Montiel, Teoría y análisis de la cultura, Colección Intersecciones, Conaculta, México, 2005.
(13) Obras de Antonio Gramsci, vol.3, Juan Pablos Editor, México, 1975, p.34.
(14) Obras de Antonio Gramsci, vol.3, Juan Pablos Editor, México, 1975, p.34. Citado en Gilberto Giménez Montiel
(15) Gramsci, Antonio, Op Cit
(16) Gilberto Giménez Montiel
(18) Clifford Geertz, La interpretación de las culturas, Editorial Gedisa, Barcelona, 1992; Jhon B. Thompson, Ideología y cultura moderna, Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, México (1990).1998.
(19) Gilberto Giménez Montiel
(20) Gilberto Giménez Montiel
(21) Durham, Eunice R., “Cultura e ideología”, en Dados, Revista de Ciencias Sociais, Río de Janeiro, Vol. 27, 1984, núm. 1, pp. 71-88.
(22) Clifford Geertz, The Interpretation of Cultures, Basic Books, Nueva York, 1973, p.5. (Trad. Cast., Editorial Gedisa)
(23) Montiel
(24) William H. Sewell Jr. Citado en Montiel
(25) Montiel 355
El término estructural lo uso aquí, no debe confundirse con “estructuralista”. Este último se usa generalmente para aludir a una variedad de métodos, ideas y doctrinas asociados con pensadores franceses como Lévi-Strauss, Barthes, Althusser, entre otros.
(26) Ver Ugarte
(27) Montiel 355
(28) Montiel 355
(29) (Williams, 1982) Cabe destacar que no entendemos esta compilación como un estudio meramente sociológico, sino como una compilación multidisciplinaria, pero tomamos textualmente la cita del autor.
(30) Williamns 1997
(31) Williamns 1997
(32) Williamns 1997
(33) Dubatti, Jorge, El teatro de grupos, companies y otras formaciones (1983 – 2002), Micropoéticas II, centro Cultural de la Cooperación, Buenos Aires, 2003.
(34) Ortiz, Renato (1994) Mundialización y Cultura, Madrid/México, Alianza.
(35) Ortiz, Renato, Otro Territorio.Ensayos sobre el mundo contemporáneo, Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes, 1996.
(36) Feliz Guattari – Suely Rolnik: Micropolítica. Cartografía del deseo
(37) Claro está que lo emergente es una zona de análisis en constante evolución y desarrollo. En el Área de Música del CCC nos encontramos investigando nuevos casos de artistas, colectivos e instituciones emergentes.
(38) Néstor Suárez Ojeda y Mabel Munist “¿Qué es resiliencia?”, La Mancha, a. VI, n 16 (diciembre), pp. 16 – 18. 2000. Ver Dubatti, 2003.


Bibliografía

Bourdie, Pierre, “La lógica de los campos”. En Pierre Bourdie y Löic Wacquant Respuestas. Por una antropología reflexiva. México; Grijalbo, 1995.

Giménez Montiel, Gilberto, Teoría y análisis de la cultura, Colección Intersecciones, Conaculta, México, 2005.

Silva, Ludovico, Teoría y práctica de la ideología, Editorial Nuestro Tiempo, México, 1976.

García Canclini, Néstor, La producción simbólica, Siglo XXI Editores, México, 1998.

Giménez Montiel, Gilberto, Apuntes para una sociología de las ideologías, Universidad Iberoamericana, México, 1978.

Gramsci, Antonio, Obras de Antonio Gramsci, vol.3, Juan Pablos Editor, México, 1975, p.34.

Geertz, Clifford, La interpretación de las culturas, Editorial Gedisa, Barcelona, 1992.

Thompson, Jhon B., Ideología y cultura moderna, Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, México, 1990.

Durham, Eunice R., “Cultura e ideología”, en Dados, Revista de Ciencias Sociais, Río de Janeiro, Vol. 27, 1984, núm. 1, pp. 71-88.

Geertz , Clifford, The Interpretation of Cultures, Basic Books, Nueva York, 1973, p.5. (Trad. Cast., Editorial Gedisa)

Dubatti, Jorge, El teatro de grupos, companies y otras formaciones (1983 – 2002), Micropoéticas II, Ed. Centro Cultural de la Cooperación, Buenos Aires, 2003.

Ortiz, Renato, Mundialización y Cultura, Madrid/México, Alianza, 1994.

Ortiz, Renato, Otro Territorio.Ensayos sobre el mundo contemporáneo, Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes, 1996.

Felix Guattari – Suely Rolnik: Micropolítica. Cartografía del deseo

Suárez Ojeda, Néstor y Munist, Suárez Ojeda “¿Qué es resiliencia?”, La Mancha, a. VI, n 16 (diciembre), pp. 16 – 18. 2000. Ver Dubatti, 2003.

Ugarte, Mariano y otros, Libro, música y medios, Notas sobre industrias culturales y legislación cultural, Ed. CCC, Secretaría de Cultura de la Nación, 2007.


Descargar Archivo

 

 
Últimas notas
Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de la obra CON UN TIGRE EN LA BOCA. MANUAL DE LOS AMANTES. Por César Melis para Revista Luz Cenital.
Sábados 19.15 hs. Sala Raúl Gonzalez Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543, CABA.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de CORTÁZAR, de Eduardo Gilio. Por Patricia Díaz Bialet.
Eduardo y Verónica aman a Cortázar. Y Cortázar ama a Eduardo y a Verónica. De esto último me doy cuenta porque las palabras de Cortázar que rodean a Verónica sobre el escenario se encienden repentinamente cada vez que ellas las pronuncia.

Poética > Poesía
Gustavo Tisocco - Terrestre (2012)
Selección de poemas del libro: Terrestre

Poética > Poesía
Sergio Giuliodibari - Los padres de la patria (2010)
Selección de poemas del libro: Los padres de la patria

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de POETA EN NUEVA YORK. Por Patricia Díaz Bialet.
Lo hechizante consiste en que, aunque el actor no titubea en absoluto al emitir sus palabras, no podría decirse que ha memorizado el texto correctamente. Porque, a decir verdad, parece que no estuviera diciendo un texto, sino que estuviera creándolo mientras lo dice. Como si la génesis de ese fluir de imágenes en la mente de Lorca -esa catarata, ese alud, ese aluvión- estuviera siendo representada sobre el escenario.

Poética > Poesía
María Granata - Color humano (1966)
Selección de poemas del libro: Color humano

Poética > Crítica
LOS POETAS DE MASCARO. Comentario de Ana María Ramb
Ediciones Desde la Gente ofrece en este tìtulo una selección de poemas de Luis Alonso, Leonor Garcìa Hernando, Nora Peruin, Sergio Kisielewsky y Juano Villafañe.

Poética > Poesía
Biblioteca virtual de poesía
El Descubrimiento inicia una selección de la poesía argentina y mundial. Distintas generaciones, diversas tendencias, todas las voces.

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - Agualava (2009)
Selección de poemas del libro: Agualava

Poética > Poesía
Leonardo Martínez - Las tierras naturales (2007)
Selección de poemas del libro: Las tierras naturales

Poética > Poesía
Leonardo Martínez - Estricta ceniza (2005)
Selección de poemas del libro: Estricta ceniza

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de AGUALAVA, de Patricia Díaz Bialet. Por Rubén Sacchi.
Seis capítulos componen este volumen y, en ellos, muchos poemas precisan un origen o una fecha: un pueblo en el Norte, un lugar en la calle Humahuaca, que seguramente serán, por publicarse, hitos de relevancia en la vida de la poeta.

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de AGUALAVA, de Patricia Díaz Bialet. Por Leonardo Martínez.
Si yo tuviera que resumir en pocas palabras la poética de Patricia Díaz Bialet, diría poética de la libre sensorialidad y de la sexualidad sin disfraces.

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de CIEN AÑOS DE TEATRO ARGENTINO, de Jorge Dubatti. Por Juano Villafañe.
La historia del teatro argentino es la suma de diversos acontecimientos, de los muchos teatros que han impactado a lo largo y ancho de todo nuestro territorio. Recuperar entonces la historia de lo perdido no deja de ser una gran aventura teórica, epistemológica e inclusive ontológica.

Poética > Prólogos
Prólogo del libro LOS VILLAFAÑE. POESÍA FAMILIAR, por Noe Jitrik
El poeta y crítico argentino Noé Jitrik realiza el prólogo del libro Los Villafañe-Poesía Familiar editado por Colihue y con el apoyo del Fondo Nacional de Las artes. Una recopilación de la poesía de Javier Villafañe, Elba Fábregas y Juano Villafañe.

Poética > Prólogos
Prólogo del libro LOS POETAS DE MASCARÓ. Por Juano Villafañe.
Acaba de presentarse el libro Los Poetas de Mascaró de la Editorial Desde la Gente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Se trata de una selección de la obra de los escritores Leonor García Hernando, Nora Perusín, Luis Eduardo Alonso, Sergio Kisielewsky y Juano Villafañe.

Poética > Poesía
Atilio Castelpoggi - Cuaderno de Noticias (1956)
Selección de poemas del libro: Cuaderno de Noticias

Poética > Poesía
Heather Thomas - Papeles de Resurrección (2004)
Selección de poemas del libro: Papeles de Resurrección

Poética > Poesía
Omar Castillo - Los años iniciales en el vacío, 2001-2008 (2008)
Selección de poemas del libro: Los años iniciales en el vacío, 2001-2008

Poética > Poesía
María del Mar Estrella - El Cíclope (2011)
Selección de poemas del libro: El Cíclope

Poética > Poesía
Osvaldo Ballina - Profanaciones ínfimas (2011)
Selección de poemas del libro: Profanaciones ínfimas

Poética > Poesía
Esteban Nicotra - La vida que se vive (2006)
Selección de poemas del libro: La vida que se vive

Poética > Poesía
Sandra Cornejo - Partes del Mundo (2005)
Selección de poemas del libro: Partes del Mundo

Poética > Crítica
Libros: En torno a PROFANACIONES ÍNTIMAS, libro de Osvaldo Ballina. Por Sandra Cornejo.
Profanar según comprendo implica transgredir de alguna manera algo. Si a la vez, ello se realiza de un modo ínfimo -como nos propone Ballina desde el título del libro al cual intento acercarme- accedemos, ya no al terreno de la blasfemia - concepto presumiblemente asociado a la idea de profanación- sino al territorio de una búsqueda, al ámbito de una disquisición donde la certeza está puesta en duda.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de ELEGÍA A LOLA MORA, de Eduardo Gilio. Por Patricia Díaz Bialet.
Desde que una entra, una queda visualmente atrapada. Hay sobre el escenario un camino maravillosamente iluminado, una suerte de pasarela de luz y oscuridad formada por cientos de pequeñísimas lámparas. Una se sienta sigilosamente al lado del camino. Y espera.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de VAN GOGH, DANZA CON CUERVOS. Por Patricia Díaz Bialet.
A medida que sucede la obra, los espectadores somos atravesados por lo que vemos y escuchamos. Y nos maravillamos en nuestras butacas.

Poética > Crítica
Libros: Crítica del libro AGUALAVA, de Patricia Díaz Bialet. Por Carlos Pensa.
Mucho más cabría elogiar de este libro rico, impactante y atractivo. ¿“AGUALAVA”, el título de la obra, encierra significados o mensajes? Invito a responder al lector.

Poética > Poesía
Alejo González Prandi - El Deshoje (2007)
Selección de poemas del libro: El Deshoje

Poética > Poesía
María Elena Rocchio - Luz indefensa (2009)
Selección de poemas del libro: Luz indefensa

Poética > Poesía
Eddy Rafael Pérez - Me siento como un pájaro con alas cortadas preso en jaula de barrotes (1978)
Selección de poemas del libro: Me siento como un pájaro con alas cortadas preso en jaula de barrotes

Poética > Poesía
Norma Etcheverry - La ojera de las vanidades y otros poemas (2009)
Selección de poemas del libro: La ojera de las vanidades y otros poemas

Poética > Poesía
Gabriela Robledo Achával - Última Estación (1998)
Selección de poemas del libro: Última Estación

Poética > Poesía
Francisca Nieto - Ceremonia de conciencia (2010)
Selección de poemas del libro: Ceremonia de conciencia

Poética > Poesía
Jorge Prieto - Álbum de esperas y otros asuntos (2010)
Selección de poemas del libro: Álbum de esperas y otros asuntos

Poética > Poesía
Sergio Kisielewsky - Electrificar Rusia (2005)
Selección de poemas del libro: Electrificar Rusia

Poética > Poesía
Alejandra Correa - Cuadernos de caligrafía (2009)
Selección de poemas del libro: Cuadernos de caligrafía

Poética > Poesía
Eduardo D'Anna - 2491 (2010)
Selección de poemas del libro: 2491

Poética > Poesía
Osvaldo Ballina - Lejos de la costa (2010)
Selección de poemas del libro: Lejos de la costa

Poética > Poesía
Luis Benítez - Manhattan Song (2010)
Selección de poemas del libro: Manhattan Song

Poética > Poesía
Raúl O. Artola - Teclados (2010)
Selección de poemas del libro: Teclados

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de MUJERES TERRIBLES, de Marisé Monteiro y Virginia Uriarte. Por Patricia Díaz Bialet.
Muchas somos escritoras y trabajamos con la palabra. Muchas hemos sufrido muertes en la infancia. Muchas hemos convivido con la locura, con la soledad, con el abandono. Muchas escribimos para sobrevivir. Pero estas dos “Mujeres terribles” esgrimen sus palabras como garras estupendas y nos impresionan de por vida. Porque la palabra en ellas goza de la robustez de lo perdurable.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de LA IMAGEN FUE UN FUSIL LLORANDO, de Julio Molina. Por Patricia Díaz Bialet.
Arlt nos relata la ejecución. Mientras lo hace, pareciera desangrarse en el desconsuelo de sus palabras así como se desangró el fusilado, antes y después del tiro de gracia. Su relato, que a veces él intenta escribir, le lastima todo, incluso los ojos. Porque Roberto relata con palabras, pero las imágenes provienen de sus ojos.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de de SOMBRAS SOBRE VIDRIO ESMERILADO. Versión libre del cuento de Juan José Saer. Por Patricia Díaz Bialet.
Sombras sobre vidrio esmerilado es, sin duda, un cuento maestro, un modelo del que los escritores solemos aprender. Pero también la versión libre de este cuento y su puesta en escena son exquisitas.

Poética > Prólogos
Prólogo del libro EL AIRE ESTABA QUIETO. Cultura popular y música folclórica., de Carlos Juárez Aldazábal.
Creo que fue en el año 1984 (tenía por entonces diez años de edad) cuando escuché, por primera vez y sin saber de qué se trataba, a Chacho Echenique y Patricio Jiménez cantando desde un disco de vinilo. Esa escucha, que tenía algo de acto clandestino, significó un fascinante viaje hacia colores y evocaciones desconocidas. El desconocimiento no era gratuito: la dictadura genocida del 76 recién se había jubilado, y entonces, de repente, reaparecían en la primavera alfonsinista algunas voces de los artistas comprometidos con la utopía de un mundo mejor, artistas que debieron exiliarse o llamarse al ostracismo para sobrevivir a la barbarie.

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de TANGOS Y SUSURROS, un nuevo espectáculo con dramaturgia y dirección de Mónica Maffía. Por Patricia Díaz Bialet.
La palabra dicha y cantada me lleva a mi propia vida, a veces me empuja hacia atrás, otras me proyecta hacia adelante.

Poética > Poesía
Ernesto Goldar - Instinto de conversación (2003)
Selección de poemas del libro Instinto de conversación

Poética > Crítica
Teatro: Comentario acerca de AMIGO JUARROZ, DOS PUNTOS. Teatro musical sobre textos de Roberto Juarroz. Por Patricia Díaz Bialet.
En el escenario del Patio de Actores una actriz vestida de rojo, un músico y su piano, unos cuantos objetos sobre una mesa pequeña y un silloncito. Una tenue luz procede de una lámpara sobre la mesa. El público, ya antes de sentarse, sabe que algo muy íntimo va a suceder en este espacio.

Poética > Poesía
Aldo Parfeniuk - Un cielo, unas montañas (2004)
Selección de poemas del libro Un cielo, unas montañas

Poética > Prólogos
Prólogo del libro SI VES UN MONTE DE ESPUMAS... VERSOS Y CUENTOS CUBANOS PARA NIÑOS, por Ana María Ramb
En julio como en enero. La literatura para niños en Cuba.

Poética > Poesía
José Luis Visconti - Animales/Agua (2009)
Selección de poemas del libro Animales/Agua

Poética > Poesía
Enrique Solinas - Noche de San Juan (2008)
Selección de poemas del libro Noche de San Juan

Poética > Crítica
Libros: La poesía erótica de Patricia Díaz Bialet en su libro AGUALAVA. Por Romina Chávez Díaz.
En la Sala Raúl González Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación

Poética > Poesía
Sergio A. Giuliodibari - La metamorfosis del objeto (Cuadros de Rene Magritte) (2005)
Selección de poemas del libro La metamorfosis del objeto (Cuadros de Rene Magritte)

Poética > Poesía
Rodolfo A. Álvarez - Soles Tranquilos (2009)
Selección de poemas del libro Soles tranquilos

Poética > Poesía
Claudio Portiglia - Cuotas partes (2009)
Selección de poemas del libro Cuotas partes

Poética > Poesía
Claudio Portiglia - Cabría preguntarme (2007)
Selección de poemas del libro Cabría preguntarme

Poética > Poesía
Rubén Liggera - Cenizas de Alejandría (2008)
Selección de poemas del libro Ceniza de Alejandría

Poética > Prólogos
Prólogo del libro ANTOLOGÍA PERSONAL, de Vicente Battista


Poética > Poesía
Roberto Glorioso - Tierra no prometida (2008)
Selección de poemas de Tierra no prometida

Poética > Poesía
Ana Guillot - La orilla familiar (2008)
Selección de poemas de La orilla familiar

Poética > Poesía
Ernesto Goldar - En voz desmayada y baja (2009)
Selección de poemas de En voz desmayada y baja

Poética > Prólogos
María Meleck Vivanco: el misterio y lo maravilloso, por Raúl Henao
Prólogo del poeta colombiano Raúl Henao al libro "Antología poética" de María Meleck Vivanco

Poética > Prólogos
Prólogo del libro AGUALAVA, de Patricia Díaz Bialet
Leopoldo Castilla escribe el prólogo al libro Agualava, de Patricia Díaz Bialet

Poética > Crítica
Libros: Comentario del libro CONCEPCIONES DE TEATRO. POÉTICAS TEATRALES Y BASES EPISTEMOLÓGICAS, de Jorge Dubatti. Por Juano Villafañe.
Hacia la conquista de la historia como teatro

Poética > Crítica
Libros: Graciela Montes, incansable trabajadora de la cultura infantil. Por Nora Lía Sormani.
Montes ocupa un lugar central en la literatura para niños de Latinoamérica. Su obra sintetiza la herencia de los grandes maestros argentinos –Javier Villafañe, María Elena Walsh, Laura Devetach- con los aportes de una visión original y actualizada.

Poética > Poesía
Juan Carlos Moisés - Palabras en juego (2006)
Selección de poemas del libro Palabras en juego

Poética > Poesía
Juan Carlos Moisés - Museo de varias artes (2006)
Selección de poemas del libro Museo de varias artes

Poética > Poesía
Juan Carlos Moisés - Animal teórico (2004)
Selección de poemas del libro Animal teórico

Poética > Prólogos
Alguien definió a Javier Villafañe como el Jacques Prévert latinoamericano
Al cumplirse este año el centenario del nacimiento de Javier Villafañe la Editorial El Suri Porfiado edita un libro inédito de poemas de Javier Villafañe. Presentamos el prólogo de éste libro titulado:

Poética > Prólogos
Prólogos revisitados
Se presentan dos prólogos en permanente renovación. Se trata de escritos preparados durante los años noventa, hoy vuelven a ser revisitados, corregidos, reducidos, aumentados. Los prólogos se modificarán como se modificarán las propias antologías que presentan. El tiempo siempre ofrece otras perspectivas.

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - El amanecido (2005)
Selección de poemas del libro El amanecido

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Línea de fuga (2004)
Selección de poemas del libro Línea de fuga

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Bambú (2004)
Selección de poemas del libro Bambú

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Libro de Egipto (2002)
Selección de poemas del libro Libro de Egipto

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Nunca (2001)
Selección de poemas del libro Nunca

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Baniano (1995)
Selección de poemas del libro Baniano

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Teorema natural (1991)
Selección de poemas del libro Teorema natural

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Campo de prueba (1985)
Selección de poemas del libro Campo de prueba

Poética > Poesía
Leopoldo Castilla - Versión de la materia (1982)
Poemas del libro Versión de la materia

Poética > Poesía
Nora Perusin - La distancia es esa frontera que se mueve (2007)
Selección de poemas del libro La distancia es esa frontera que se mueve

Poética > Poesía
Nora Perusin - Los soles oblicuos (1999)
Selección de poemas del libro Los soles oblicuos

Poética > Poesía
Guillermo Boido - La oscuridad del alba (2006)
Selección de poemas del libro La oscuridad del alba

Poética > Poesía
Eduardo D'Anna - Zoológicos (2006)
Selección de poemas del libro Zoológicos

Poética > Poesía
Gabriela Robledo - Agosto en mapas (2006)
Selección de poemas del libro Agosto en mapas

Poética > Poesía
Carlos Aprea - Abrigo (2005)
Selección de poemas del libro Abrigo

Poética > Poesía
Carlos Aprea - La intemperie (1999)
Selección de poemas del libro La intemperie

Poética > Poesía
César Cantoni - Diario de paso (2008)
Selección de poemas del libro Diario de paso

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - El reloj biológico (2007)
Selección de poemas del libro El reloj biológico

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - Calles (2004)
Selección de poemas del libro Calles

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - Café Bretaña (1994)
Selección de poemas del libro Café Bretaña

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - Escenarios (1993)
Selección de poemas del libro Escenarios

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - Libro de viaje (1982)
Selección de poemas del libro Libro de viaje

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - La realidad provisoria (1977)
Selección de poemas del libro La realidad provisoria

Poética > Poesía
Santiago Sylvester - Palabra Intencional (1974)
Selección de poemas del libro Palabra intencional

Poética > Poesía
Juano Villafañe - Deconstrucción de la mañana (2006)
Selección de poemas del libro Deconstrucción de la mañana

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - El amor es una pluma de mercurio (2007)
Selección de poemas del libro El amor es una pluma de mercurio

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - El hombre del sombrero azul (1998)
Selección de poemas del libro El hombre del sombrero azul

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - Los sonidos secretos de la lluvia (1994)
Selección de poemas del libro Los sonidos secretos de la lluvia

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - La dueña de la ebriedad de la rosa (1994)
Selección de poemas del libro La dueña de la ebriedad de la rosa

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - La penumbra de la luna llena (1993)
Poemas del libro La penumbra de la luna llena

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - Testigo de la bruma (1991)
Selección de poemas del libro Testigo de la bruma

Poética > Poesía
Patricia Díaz Bialet - Los despojos del diluvio (1990)
Selección de poemas del libro Los despojos del diluvio

Poética > Crítica
Libros: Comentario del libro EMERGENCIA: CULTURA, MÚSICA Y POLÍTICA (1). Por Juano Villafañe.
El Centro Cultural de la Cooperación transformado en un laboratorio y en un observatorio sobre las políticas culturales y las investigaciones musicales.Por Juano Villafañe.

Poética > Poesía
Poemas Elegidos I - Cuarta Canasta
Selección de poemas de libros que llegaron a nuestro programa, realizada por Patricia Díaz Bialet. Poemas de Cynthia Sabat, Teresa del Valle Salinas, Dane Zajc, Luis Benítez, Michou Pourtalé.

Poética > Poesía
Poemas Elegidos I - Tercera Canasta
Selección de poemas de libros que llegaron a nuestro programa, realizada por Patricia Díaz Bialet. Poemas de Élida Manselli, Rose Ausländer, Osvaldo Ballina, María Baranda, Fernando Kofman.

Poética > Poesía
Poemas Elegidos I - Segunda Canasta
Selección de poemas de libros que llegaron a nuestro programa, realizada por Patricia Díaz Bialet. Poemas de Graciela Ester Zanini, Roberto Sosa, Lucas Rozenmacher, Walter Iannelli, Miguel Ángel Federik .

Poética > Poesía
Poemas Elegidos I - Primera Canasta
Selección de poemas de libros que llegaron a nuestro programa, realizada por Patricia Díaz Bialet. Poemas de Fermín Anastasio Grisalde, Yadi María Henao, Esteban Nicotra, Ana María Pedernera, Emilce Strucchi.

Poética > Crítica
Libros: Comentario del libro DECONSTRUCCIÓN DE LA MAÑANA, de Juano Villafañe. Por Jorge Dubatti.
La poesía como el fragmento que revela el todo. Jorge Dubatti analiza el libro de Juano Villafañe editado por la Editorial Atuel en el año 2006

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de ROTOS DE AMOR Y OTROS FRACASOS, de Rafael Bruza. Por Jorge Dubatti.
Jorge Dubatti analiza el último libro de Rafael Bruza editado por la Editorial Colihue

Poética > Prólogos
Prólogo del libro EL TEATRO Y LOS NIÑOS, antología de .Araceli Arreche, Mauricio Kartun, Tito Loréfice, Graciela Montes y Perla Szuchmacher. Por Nora Lía Sormani.
Esta antología reúne cuatro piezas para niños de cinco destacados autores del ámbito de la literatura, el teatro y los títeres: Araceli Arreche, Mauricio Kartun, Tito Loréfice, Graciela Montes y Perla Szuchmacher.

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de LA ARQUITECTURA, EL ACTOR Y EL PÚBLICO, de Iain Mackintosh. Por Jorge Dubatti.
Iain Mackintosh, La arquitectura, el actor y el público, Madrid, Arco/Libros, 2000, 285 páginas. Por Jorge Dubatti

Poética > Crítica
Libros: Comentario acerca de EL ÁRBOL DE LILAS, de María Teresa Andruetto y Liliana Menéndez. Por Nora Lía Sormani. Imágenes amorosas
María Teresa Andruetto / Liliana Menéndez, El árbol de lilas, Córdoba, Comunic-Arte Editorial, 2006. Por Nora Lía Sormani

Ver sumario
Notas > Coyuntura
El fantasma de la desigualdad educativa
Se anticipa una dinámica que formará engullidores de conocimientos

Notas > Dossier
El Descubrimiento - Boletín Nº 1
Jorge Dubatti presentó la programación general del III Congreso Argentino de Historia del Teatro Universal

Notas > Entrevistas
"Escribir es un vicio". Entrevista a Alejandro Urdapilleta.
Jorge Dubatti entrevista a Alejandro Urdapilleta, el autor de Vagones transportan humo.

Notas > A fondo
Una nueva filosofía de la práxis
Un ensayo donde todos piensan: directores, actores y público. Una aventura colectiva para pensar el teatro moderno. Comentario de Juano Villafañe




 


             
 
Publicidad | Políticas de privacidad | Términos y condiciones | Página de inicio
Copyright © 2007 EL DESCUBRIMIENTO| v1.0 | Desarrollado por Estudio M